Ei-iE

Un nuevo estudio fundamenta la labor sindical para superar los obstáculos que los derechos de autor suponen para el profesorado y la enseñanza

publicado 30 octubre 2023 actualizado 2 noviembre 2023

El 28 de septiembre, Día Internacional del Acceso Universal a la Información, la Internacional de la Educación organizó un acto en línea titulado Vías hacia la pedagogía: Superar los obstáculos de los derechos de autor para el acceso del profesorado a los recursos, en el que se presentaron tres nuevos trabajos de investigación encargados por la Internacional de la Educación sobre los regímenes de propiedad intelectual y sus repercusiones en la educación y en los educadores y las educadoras de Kenia, Fiyi y Filipinas, así como en contextos de enseñanza transfronteriza.

Investigar las repercusiones de las restricciones de los derechos de autor en la educación

En el acto se presentaron los resultados de varias investigaciones recientes realizadas en diversos lugares del mundo sobre el acceso y el uso de materiales de enseñanza y aprendizaje desde la perspectiva de los derechos de autor.

Dara Dimitrov y Rogena Sterling, de la Universidad de Waikato (Nueva Zelanda), presentaron sus conclusiones sobre El acceso a material didáctico y de investigación y su uso en Fiyi y Filipinas desde la perspectiva de los derechos de autor. Tras encuestar a una serie de educadores y educadoras de Fiyi y Filipinas, observaron que, si bien los y las docentes quieren ofrecer una experiencia de aprendizaje óptima a sus estudiantes, se encuentran con material obsoleto que afecta a su capacidad para preparar las clases. Los educadores y las educadoras de ambos países señalaron que resulta imposible enseñar sin infringir de algún modo los derechos de autor, y que el coste y el acceso a los materiales constituyen un reto constante. Dimitrov y Sterling recomiendan que se revisen las leyes internacionales de propiedad intelectual con fines educativos, para ofrecer mayores concesiones para la accesibilidad y de eliminar las barreras económicas para los países en desarrollo.

Catherine y Charles Nandain, de la Universidad Técnica de Kenia, ofrecieron a los participantes una perspectiva general de su investigación sobre el Acceso y uso de material de enseñanza y aprendizaje desde la perspectiva de los derechos de autor en Kenia, así como de otras investigaciones realizadas en Senegal. Los estudios revelaron que el profesorado, tanto en Kenia como en Senegal, se enfrenta a retos relacionados con el coste de los materiales educativos y la accesibilidad a los mismos, lo cual repercute en la calidad de la enseñanza. Además, los y las docentes tienen a menudo dificultades para entender las leyes de propiedad intelectual, o desconocen la legislación, lo que puede derivar en problemas jurídicos. Catherine y Charles Nandain recomiendan que las leyes sobre derechos de autor se actualicen periódicamente para que se tengan en cuenta los avances tecnológicos. También hay que intentar simplificar el lenguaje de la legislación, proporcionar directrices claras y sensibilizar a los educadores y las educadoras, y a otras partes interesadas, sobre las disposiciones relacionadas con las excepciones a los derechos de autor en el ámbito de la educación.

Aurora Escudero, de la Universidad Autónoma de Barcelona y la Universidad de Glasgow, presentó los resultados de un breve examen de la legislación sobre derechos de autor y sus repercusiones en la educación en América Latina. Los expertos y las expertas entrevistadas para el estudio hicieron hincapié en que la legislación sobre propiedad intelectual en la región está obsoleta, y que las excepciones son sumamente rígidas. Mientras que los países de renta alta están avanzando hacia un sistema más flexible de excepciones para fines educativos, los países de renta media se están quedando atrás. Los expertos y las expertas destacaron que las excepciones para la educación son esenciales a la hora de garantizar la equidad en el ámbito educativo, de eliminar el riesgo de sanciones legales para los educadores y las educadoras, de eliminar las actuales limitaciones a la pedagogía y de aclarar la incertidumbre en torno a la propiedad intelectual de los recursos educativos creados por educadores y educadoras.

Kimberly Anastacio, de la Universidad Americana de Estados Unidos, presentó un nuevo estudio, encargado por la Internacional de la Educación, titulado La educación superior en la economía digital internacional: Efectos de los regímenes conflictivos de derechos de autor en la enseñanza transfronteriza. El estudio incluye una encuesta a 214 docentes de cinco regiones, sumando la postura del propio profesorado a la investigación en curso. Más del 50% de los y las docentes declararon haber tenido problemas con los derechos de autor o no tener claro que fuera así. Hay mucha confusión respecto a la legislación aplicable. Se demostró que el profesorado da prioridad a la educación de su alumnado, pero que está resentido por verse obligado a encontrar soluciones alternativas, a recurrir a opciones secundarias y a renunciar a experiencias pedagógicas gratificantes. Se recomendaron cambios en la legislación sobre derechos de autor con objeto de ampliar las excepciones y las limitaciones para su uso en el ámbito educativo en todas las jurisdicciones, así como otras medidas para abordar los problemas a los que se enfrenta el profesorado.

Los sindicatos toman la iniciativa

Elizabeth Fong (AUSPS, Fiyi), Grace Nyongesa (UASU, Kenia), David Robinson (CAUT, Canadá) y Miriam Socolovsky (CONADU, Argentina) debatieron sobre las implicaciones del nuevo estudio sobre la labor de los sindicatos de la educación de cara al futuro.

Acogiendo con satisfacción la nueva investigación relativa a las repercusiones de la legislación sobre propiedad intelectual en la educación en Fiyi, Elizabeth Fong declaró que los sindicatos deben utilizar ahora estas pruebas para fundamentar su trabajo, insistiendo en que “nuestra niñez y juventud se están viendo privadas del acceso a la mejor información debido a las restricciones de derechos de autor y a una legislación que no ha tenido en cuenta a las economías pequeñas y en desarrollo. Los sindicatos tienen mucho que hacer en el ámbito de los derechos de autor”.

Al abordar la situación en Kenia, Grace Nyongesa destacó el papel de los sindicatos tanto en lo que respecta a la concienciación de educadores y educadoras sobre las leyes de derechos de autor, como a la participación activa en la revisión de estas leyes para garantizar que satisfagan las necesidades del alumnado y el profesorado.

Miriam Socolovsky reflexionó sobre la importancia de garantizar el acceso universal al conocimiento y de la autonomía profesional del personal de la educación.

David Robinson compartió la experiencia de su sindicato en la defensa de una mejor legislación sobre derechos de autor. Trabajando junto a docentes y estudiantes, el sindicato consiguió introducir importantes enmiendas en la legislación canadiense sobre derechos de autor, que actualmente reconoce explícitamente la educación como finalidad para un uso justo. CAUT también ha intervenido en varios litigios, defendiendo que la legislación sobre derechos de autor debe establecer un equilibrio entre los derechos de los creadores y los derechos de los usuarios. El sindicato también ha recurrido a la negociación colectiva para garantizar que académicos y académicas conserven la propiedad intelectual de su trabajo.

Los sindicatos de la educación que asistieron al evento de la Internacional de la Educación se comprometieron a proseguir su labor a escala nacional e internacional para garantizar excepciones a los derechos de autor en el ámbito educativo.

Defensa internacional

La Internacional de la Educación es miembro de la Coalición para el Acceso al Conocimiento (A2K), un grupo que representa a educadores y educadoras, investigadores e investigadoras, bibliotecas y otros usuarios del conocimiento de todo el mundo. La Coalición ha publicado recientemente un análisis de las cuestiones clave del orden del día de la próxima reunión del Comité Permanente de Derecho de Autor y Derechos Conexos de la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual. El análisis se opone al Tratado sobre Radiodifusión propuesto, sugiere un camino a seguir en materia de limitaciones y excepciones, e insta a la eliminación del trabajo que implica una tarifa de “pago por préstamo” por parte de las bibliotecas. La Internacional de la Educación participará en la reunión del Comité que se celebrará en Ginebra del 6 al 8 de noviembre de 2023.