Ei-iE

Marruecos: Los sindicatos de la educación acuden en ayuda de las poblaciones afectadas por el terremoto

publicado 28 noviembre 2023 actualizado 4 diciembre 2023

Dos de las organizaciones afiliadas a la Internacional de la Educación (IE) en Marruecos, el SNE-FDT y el SNE-CDT, se han movilizado para ayudar a la población de las zonas remotas de las montañas del Alto Atlas afectadas por el terremoto de magnitud 6,8 que tuvo lugar el pasado 8 de septiembre de 2023. En varios pueblos golpeados por el terremoto, las personas responsables sindicales locales han organizado la distribución de material escolar, juegos y libros.

Principalmente, se han enviado paquetes con libretas, estuches y libros escolares al pueblo de Talat N'Yaaqoub, en la provincia de Al Haouz. Este pueblo de 8 000 habitantes, situado a 55 kilómetros al suroeste de Marrakech, quedó completamente destruido por el terremoto y su acceso sigue siendo difícil. En una segunda fase de la ayuda proporcionada por el SNE-CDT y el SNE-FDT, se ha enviado material escolar adicional de forma específica, de acuerdo con las recomendaciones de las secciones sindicales locales. También se ha proporcionado apoyo psicológico al personal docente y sus estudiantes. Lamentablemente, la catástrofe se cobró la vida de 12 docentes. Muchos otros perdieron familiares y bienes materiales.

La trágica historia de Nesreen Abu ElFadel, una maestra del pueblo de Adaseel cuyos 32 alumnos perdieron la vida en la catástrofe, ha conmovido particularmente a los medios de comunicación. La maestra describe a sus estudiantes como niños y niñas respetuosos y con ganas de aprender. A pesar de la pobreza y el aumento del coste de la vida, los niños y sus familias consideraban que la escuela era "lo más importante del mundo".

Según las autoridades, en total, el seísmo provocó la muerte de casi 3 000 personas y destruyó 530 escuelas y 55 internados. Por el momento, las clases se imparten en tiendas provisionales en unos cuarenta municipios de las provincias de Al-Haouz, Chichaoua y Taroudant, las más afectadas por el terremoto. Su reanudación, incluso en condiciones precarias, proporciona una sensación de normalidad tanto a estudiantes como a docentes.

Sin embargo, las condiciones de vida de la población afectada que carece de un refugio estable siguen siendo extremadamente difíciles, sobre todo ahora que el frío es especialmente intenso. A pesar de los esfuerzos realizados por el gobierno marroquí, todavía hay más de 300 000 personas esperando ser realojadas.

Solidaridad internacional

La IE reaccionó rápidamente ante la tragedia y transmitió la solidaridad y el apoyo de la comunidad educativa mundial a nuestras organizaciones hermanas de Marruecos. La IE realizó una donación como ayuda de emergencia y lanzó un llamamiento de solidaridad en el que invitó a sus afiliadas de todo el mundo a contribuir al Fondo de Solidaridad para ayudar a los sindicatos marroquíes a responder a las necesidades urgentes del profesorado sindicado afectado por el terremoto. Se ha previsto realizar una nueva asignación de recursos para intensificar las acciones.

La Intetrnacional de la Educación y sus organizaciones afiliadas marroquíes expresan su profunda gratitud a los sindicatos de la educación de todo el mundo por la solidaridad mostrada y las contribuciones recibidas.